por Edsson Monterrubio

Primero lo primero

En Estados Unidos están amparadas por la ley la tenencia y uso de armas, ya sea para defensa o para deporte, claro que esta ley, que para ser más específicos es la Segunda Enmienda, tiene ciertas regulaciones como la concesión de armas a personas que no padezcan de sus facultades mentales o a criminales fichados, sin embargo, los tiroteos ocasionados por civiles siguen siendo algo común pero ¿por qué?

Cuando en Estados Unidos se redactó la segunda enmienda en 1761, se hizo en un contexto de guerra y el país aún no estaba 100% constituido, por ello es necesario que se replanteé esta ley, ya que, en la actualidad, el peligro radica en los mismos ciudadanos armados y que en cualquier momento pueden perpetrar la paz con algún acto violento.

A pesar de todo esto, el gobierno norteamericano prefiere culpar a los mismos ciudadanos que al sistema que les permite portar y usar libremente las armas. Hay que recordar que Estados Unidos es una potencia militar, lo que facilita la producción de armamento, pero el uso de estas herramientas bélicas no es exclusivo del ejército, también son portadas por civiles, que a su vez son padres o madres de familia y jóvenes estudiantes.

Las leyes de EU dictan que esta enmienda no puede ser restringida por ningún poder de gobierno, pero ¿las cientos de muertes que dejan estos actos no son motivo suficiente para modificar la ley?

Un recuento de los daños

Los dos sucesos violentos derivados del uso de armas de fuego más recientes en EU fueron los ocurridos el pasado 3 de agosto en El Paso, Texas y Dayton, Ohio, que dejaron al menos 32 muertos en un lapso de 13 horas, sin embargo, en años pasados también han habido tragedias similares ocurridas en escuelas, centros comerciales y otros lugares públicos.

Según un listado publicado por el diario línea ABC Internacional, estos son los tiroteos más sangrientos de los últimos 20:

16 octubre 1991.- El camionero George Hennard mata a 22 personas en una cafetería de Killeen (Texas) antes de suicidarse.

20 abril 1999.- Dos estudiantes matan a 13 personas y hieren a 23 en la escuela de Columbine, en Littleton (Colorado), antes de suicidarse.

16 de abril de 2007.- Seung-Hui Cho, de 23 años, mata a 32 personas y se suicida en el campus universitario en Blacksburg, Virginia.

3 de abril de 2009.- 14 personas, incluido el atacante, mueren en el interior de un centro de ayuda a inmigrantes en Binghamton (Nueva York) por las balas disparadas por un individuo identificado como Jiverly Voong.

5 de noviembre de 2009.- El psiquiatra militar Nidal Hasan mata a tiros a 13 personas en el Centro de Procesamiento de Preparación de Soldados en Fort Hood, Texas.

14 de diciembre de 2012.- Adam Lanza, mata a 26 personas, entre ellas 20 niños, en una escuela primaria de Newtown en Connecticut antes de suicidarse. El día anterior había matado a su madre en su casa.

16 de septiembre de 2013.- Aaron Alexis mata a 13 personas antes de acabar con su vida en el Mando de Operaciones de la Armada en Washington DC.

2 diciembre 2015.- 14 personas mueren en un tiroteo registrado en un centro de ayuda para discapacitados en San Bernardino (California), protagonizado por el matrimonio formado por Syed Farook y Tashfeen Malik.

12 junio 2016.- Omar Mateen, un hombre simpatizante con las ideas yihadistas mata a 49 personas en un club gay de Orlando (Florida). La policía abatió al autor de la matanza.

1 octubre 2017.- Stephen Craig Paddock dispara desde la habitación del hotel en el que se alojaba contra la multitud que asistía a un concierto de música country en Las Vegas y mata a 58 personas antes de acabar con su vida. Ha sido el mayor tiroteo múltiple en la historia de Estados Unidos.

5 noviembre 2017.- Devin Kelley abre fuego durante un oficio religioso en una iglesia de Sutherland Springs (Texas) y mata a 26 personas.

14 febrero 2018.- Nikolas Cruz, un exalumno expulsado por indisciplina lanza varias bombas de humo antes de disparar con un fusil de asalto y matar a 17 personas en una escuela secundaria Stoneman Douglas en Parkland (Florida).

18 mayo 2018.- Dimitrios Pagourtzis, un joven de 17 años, mata a 10 personas en un tiroteo en un instituto de Santa Fe en el estado de Texas.

27 octubre 2018.- Once personas personas mueren y 6 resultan heridas en el tiroteo en la sinagoga de la Congregación del Árbol de la Vida, en la ciudad de Pittsburgh (Pensilvania), llevado a cabo por Robert Bowers, un supremacista que fue detenido.

¿Qué se hará al respecto?

Tras la masacre del pasado 3 de agosto, una multitud pidió al presidente Donald Trump que se hagan más duras las reglas de posesión y uso de armas, solo queda esperar si en esta administración o en la que viene se hace algo por los ciudadanos que piden una regulación.

Por otra parte, Trump asocia a estos actos violentos a los video juegos, películas y demás programas violentos, sin embargo, es la facilidad de conseguir armas en ese país lo que hace tan frecuentes estos hechos lamentables.

Si este gobierno restringe el uso de armamento en civiles, podría notarse de inmediato una reducción en los tiroteos que cada día ocurren en ese país ya sea en grande o pequeña escala.

Síguenos:
error

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *