En menos de 15 días se quedó sin agua y era el principal centro ecoturístico en la región.

Por: Mitzy Fragoso

México.- Desde principios de 2019, el sistema de Lagunas de Metzabok, comenzó a mostrar una disminución en el cuerpo de agua y hace alrededor de cuatro años dejó de llover a diario, como solía ocurrir cada año; ello provocó que en el conjunto de 21 cuerpos de agua en la Selva Lacandona, Chiapas, uno de los lagos se secara por completo.

La Laguna de Metzabok se localiza entre las montañas del oriente del estado de Chiapas, en la Selva Lacandona en el municipio de Ocosingo; fue decretada en 1998 como área natural de protección de flora y fauna para contribuir con el aprovechamiento y conservación de los recursos naturales de la zona, existe una población de la etnia lacandona donde su población es menor a 100 habitantes.

“El sábado en la noche apareció completamente seca, pero desde hace una semana la comunidad lo estaba monitoreando para cuidar las especies”, dijo Armando Valenzuela, habitante de la zona.

Tras la “desaparición” del lago, los habitantes recogieron algunos peces, para ponerlos en otros lagos o para consumo. Considerado sitio sagrado de la cultura Maya, Metzabok también forma parte de la Red Mundial de Reservas de la Biósfera de la Unesco.

La titular de Conagua, Blanca Jiménez, mencionó que se tiene esperanza que incremente la cantidad de precipitación con la temporada más intensa de huracanes y ciclones tropicales, con lo que se puedan recuperar algunos afluentes.

Síguenos:
error

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *