El huracán “Delta” tocó tierra en Quintana Roo como huracán de categoría 2

Por Sergio Noble

México.- El  huracán Delta tocó tierra el miércoles a las 5:30 horas en Puerto Morelos, Quintana Roo, como una peligrosa tormenta que afortunadamente para los residentes se degradó a categoría 2, derribando árboles y dejando sin electricidad a varios centros turísticos a lo largo de la costa noreste de la península de Yucatán.

El director de Protección Civil, Luís Alberto Vázquez dijo que no hubo informes inmediatos de muertos o heridos, pero dijo que Delta derribó unos 95 árboles y causó apagones en partes de Cancún y la isla de Cozumel. Ortega dijo que unas 39 mil personas fueron evacuadas en los estados de Quintana Roo y Yucatán, y que unas 2 mil 700 personas fueron a refugios para tormentas en los dos estados.

Todas las ventanas fueron cubiertas con madera contrachapada para protegerlas del huracán, por lo que no pudieran ver lo que estaba sucediendo afuera, pero dijeron que los vientos aulladores comenzaron alrededor de las 2 a.m. y que llovió mucho. La electricidad, y con ella el aire acondicionado, se cortó la madrugada del miércoles, por lo que todo estaba empañado cuando los turistas usaban la luz de sus teléfonos celulares al levantarse y tomar una primera taza de café.

“Lo difícil ha sido esperar”, dijo Ana Karen Rodríguez, una turista de Monterrey. Ella y un amigo llegaron a Cancún el martes por la mañana y por la tarde fueron trasladados al refugio. Dijo que el hotel hizo planes con anticipación y todo lo posible para que los huéspedes estuvieran cómodos.

Delta había aumentado su fuerza en 130 kilómetros por hora en apenas 24 horas, y sus vientos máximos alcanzaron un máximo de 230 km/h antes de debilitarse a medida que se acercaba a la costa. Sin embargo, los meteorólogos advirtieron que seguía siendo un meteoro extremadamente peligroso, con una marejada ciclónica potencialmente mortal que podría elevar los niveles de agua de 2,7 a 4 metros, junto con olas grandes y peligrosas e inundaciones repentinas tierra adentro.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó el despliegue de más de 5 mil efectivos de las fuerzas armadas y personal de emergencia para colaborar en las tareas que fueran necesarias mientras las autoridades locales y estatales urgían a los residentes a resguardarse en albergues o lugares seguros.

Síguenos:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *