Las instituciones miembro de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México, A.C. (AZCARM) han rescatado al menos 600 animales silvestres durante la cuarentena por la pandemia del COVID-19

Por Sergio Noble

México.- Los zoológicos y acuarios de la AZCARM no sólo han hecho un esfuerzo para mantener a los 200 mil ejemplares que tienen bajo su cuidado, 60 mil de ellos en peligro de extinción, sino que han dado asilo, atención médica y cuidados a cientos de animales más, que por la crisis sanitaria y económica, ya no pudieron ser mantenidos y cuidados por sus dueños.

También han dado cobijo a ejemplares que han sido abandonados en las calles y afuera de los centros de conservación, o que han sido reportados como enfermos o heridos en lugares riesgosos para ellos.

Solamente el Zoológico de Culiacán ha recogido y rescatado a casi 100 animales silvestres durante estos dos meses de confinamiento.

Entre los animales que han rescatado se encuentran: Venados, ciervos axis, osos negros, monos araña, tigre de bengala, leopardo, iguanas, zorrillos, guacamayas, tlacuaches, pericos, boas, búfalo, jaguar, león y puma.

También han dado hogar a animales de granja y domésticos entre ellos 300 aves, 25 perros y cinco gatos.

El Zoo Mi Mascota en Puebla recibió a un oso negro y a un tigre de bengala; El Zoológico de Morelia ha recibido cocodrilos, tortugas, iguanas y un zorrillo; el Zoofari en Morelos ha rescatado monos araña; Aluxes Ecoparque en Palenque, Chiapas, dio hogar a un manatí y a guacamayas rojas.

El Parque Zoológico Bicentenario Animaya de Mérida recibió un tigrillo, tejones, aguilillas, garzas, zarigüeyas y un venado blanco; el Ecoparc Centro de Conservación en Colima rescató a un león; zarigüeyas, búfalos acuáticos y mapaches; el Zoológico de Nuevo Laredo recibió un tigre blanco, un zorro y mapaches; el Zoológico de Zacango en Toluca a una aguililla cola roja y lechuzas; y el Zoológico Payo Obispo en Chetumal recibió aguilillas, tecolotes, agutíes, un tapir, iguanas grises y venados. El Presidente de la AZCARM, Ernesto Zazueta, recordó que desde el sexenio pasado comenzaron a desaparecer los Centros para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre (CIVS) por falta de presupuesto de la Semarnat.

Por lo que en esta crítica situación ni las autoridades federales ni las estatales tienen en donde resguardar a todos aquellos ejemplares que están siendo abandonados o cuyos dueños piden ayuda al ya no contar con espacio, recursos o salud para seguir cuidándolos.

“En la mayoría de los estados y a nivel federal tenemos buena relación con las autoridades ambientales, por lo que de manera conjunta con personal de las Profepa recogemos y rescatamos bajo los protocolos indicados a todos estos ejemplares, pero al final ellos no tienen en donde resguardarlos, por lo que los diversos animales han sido dejados en custodia en varios de nuestros zoológicos”, precisó.

Zazueta Zazueta agregó que los 110 zoológicos, acuarios y criaderos que aglutina la AZCARM ya llevan casi dos meses cerrados al público, pero enfatizó que diariamente cientos de personas entre veterinarios, cuidadores, biólogos, etc., siguen laborando intensamente para cuidar y atender a los miles de animales.

Síguenos:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *