La Secretaría de Salud estatal ha dispuesto 16 unidades en el mismo número de hospitales, para resguardar los cuerpos y apoyar a las familias

Por: Samuel Ortiz

Ciudad de México.- Para tener un manejo apegado a las normas federales y estatales, bajo un enfoque humano, la Secretaría de Salud del Estado de México ha dispuesto al menos 16 vehículos refrigerantes en el mismo número de hospitales, para resguardar los cuerpos de pacientes que fallecieron a causa del coronavirus, apoyando a las familias en este difícil proceso.

La dependencia estatal explicó que con la finalidad de apoyar a los familiares de pacientes que lamentablemente han perdido la vida por covid-19 y que han decidido cremar los cuerpos de sus seres queridos, el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) ha dispuesto tráileres refrigerantes en 16 hospitales de la entidad.

“Estos camiones frigoríficos son operados por personal de los nosocomios a los que fueron asignados y su infraestructura permite mantener el trato digno y conservar los restos de las personas que fallecieron por infección grave al virus SARS-CoV-2, por lo que también se fortalecen los protocolos sanitarios en las áreas de patología”, señaló la dependencia.

Para la operación de estos vehículos, la dependencia estatal da cumplimiento a los Lineamientos de Manejo General y Masivo de Cadáveres por Covid-19 (SARS-CoV-2), aplicando un enfoque humano, a través de medidas de sensibilidad, dadas las condiciones que atraviesan los familiares.

Adicionalmente, profesionales de la dependencia brindan contención emocional a los familiares que lo requieran, dando un seguimiento en estos momentos de angustia.

La dependencia reiteró, a través de un comunicado de prensa, una estrecha coordinación entre quienes coadyuvan en la disposición de cadáveres, promoviendo acciones para prevenir contagios a través de  procedimientos de higiene y protección a trabajadores que dan esta atención.

¿Cómo funcionan y dónde se ubican?

Los nosocomios en los que se encuentran los refrigeradores mantienen sus servicios de forma normal, toda vez que estos equipos no interfieren en los accesos a las unidades médicas y el tiempo promedio que un cuerpo se resguarda oscila entre de 48 a 72 horas.

Las unidades médicas en donde fueron instalados estos vehículos son los hospitales generales de Atizapán, Atlacomulco, Axapuxco, Cuautitlán, Ecatepec, Ixtapan de la Sal, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Tenancingo, Texcoco, Toluca, Valle de Bravo, Valle de Chalco y en el Centro Médico “Lic. Adolfo López Mateos” ,ubicado en la capital mexiquense.

Síguenos:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *