Hasta diciembre de 2018, días antes de la cancelación del proyecto aeroportuario, el gobierno ya había instalado 15 de las 21 columnas de acero que sería utilizadas

Por: Samuel Ortiz

Ciudad de México.- Las 21 columnas de acero (foniles) que soportarían el Nuevo Aeropuerto Internacional de México de Texcoco (NAIM), y que serían la marca distintiva de la terminal, ya desaparecieron del terreno donde alguna vez se estaba edificando la megaobra, además de otros materiales que ya han sido transportados a Santa Lucía.

En un video se puede verificar que estas estructuras junto con el material pétreo, piedra basalto, acero y eléctrico ya no se encuentran en los terrenos ubicados en la Ciudad de México.

De acuerdo con reportes del Grupo Aeroportuario de Ciudad de México (GACM) en el NAIM se tenían 40 mil toneladas de tezontle y basalto, 14 mil toneladas de acero, 14 millones de metros cúbicos de tubería y equipos para lo que sería la Torre de Control.

Hasta diciembre de 2018, días antes de la cancelación del proyecto aeroportuario, el gobierno ya había instalado 15 de los 21 foniles que sería utilizados.

En diciembre de 2019, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), entidad encargada de la edificación del aeropuerto de Santa Lucía, dio a conocer que comenzaría con el traslado de todos los materiales que se encontraban en el “polígono de Texcoco”.

“Para el efecto, se llevaron a cabo reuniones con representantes de transportistas, estableciéndose como punto de acuerdo que la Confederación de Sindicatos Unidos por la Transformación de México trasladaran dos terceras partes y las organizaciones locales una tercera parte de los materiales”, explicó la Sedena.

Síguenos:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *